Dinero urgente con una reunificación de deudas

lunes, 6 de enero de 2014

Reunificar deudas puede ser una manera indirecta de conseguir dinero urgente. Básicamente se trata de unificar todos los recibos derivados de distintos créditos o productos contratados para pasar a pagar una única cuota de un importe menor. Pero aunque puede ser recomendable para casos concretos, al igual que sucede con otras formas de conseguir dinero rápido para imprevistos, puede llegar a plantear problemas en el medio plazo.

El problema fundamental de este tipo de salidas es básicamente que alarga de una forma notable el periodo en el que se devuelve el capital, y por lo tanto el importe correspondiente termina siendo importante. Todo ello suponiendo que la entidad reunificadora de deudas nos ofrezca unos tipos de interés constantes, ya que también pueden a ser crecientes, lo que hace que el impacto sobre el total a devolver aumente todavía más.

Además habrá que tener en cuenta todos los costes relacionados con la operación, como las posibles comisiones por cancelación de las deudas a reunificar o las derivadas del estudio de la situación.

La principal ventaja, como hemos comentado, la tenemos en el corto plazo. Si se llega muy justo a final de mes, el realizar una reunificación permite reducir, en algunos casos de una forma muy  notable, el gasto mensual devolviendo deudas, lo que permite que podamos emplear el dinero en otras urgencias.

Con esta operación en la mayoría de los casos lo que se hace es trasladar un problema de liquidez al futuro, pero si tenemos la seguridad de que tendremos suficientes ingresos para afrontar el mayor plazo de amortización, o mejor todavía, de pagar la deuda y cancelarla, la reunificación puede ser una buena opción.

Pero no podemos dejar de insistir que nada es gratis, y el precio de reducir la cuota en el futuro será acosta de pagar una mayor cantidad total al final de la deuda. Como siempre, teniendo en cuenta nuestra situación y perspectivas a medio plazo, tendremos que decidir si nos conviene o no. Y por supuesto, como en todo tipo de créditos y préstamos, leer y entender todas las condiciones de los mismos.

3 comentarios

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por el post.Tienes toda la razón en tu post, en el corto plazo es importantísimo ya que nos ahorra los quebraderos de cabeza, al madio y largo plazo hay que estudiarlo.

    ResponderEliminar

 

Lo más leído